Papa Francisco mano dura contra sacerdotes pederastas: Los entregará a la justicia para ser encarcelados?

Vaticano, Roma. De las cosas efectivas que se dieron en el pontificado de Joseph Ratzinger, fue su renuncia, efectuada el pasado 13 de marzo, viendo que no podía encarar la enorme responsabilidad a la cual debía rendir cuentas; por ende, con su renuncia, se eligió a una persona que se encuentra en igual o peores condiciones, Jorge Bergoglio.

De las cosas que asumía Ratzinger, era la “tolerancia cero”, diciendo que todo abuso sexual cometido por un sacerdote recibiría castigo y que nadie escaparía de la retribución de sus hechos ante la justicia. No obstante, como “gran orgullo” decidió seguir la misma línea de Ratzinger en cuanto este tipo de cosas, decidiendo tener los mismos estatutos que su antecesor decidió llevar.

En el tiempo en el que Ratzinger fue el monarca de la iglesia católica, los casos de pedofilia salieron a la luz, revelando que él y su mentor, Juan Pablo II, fueron las personas que en realidad más casos de pederastia encubrieron a lo largo de casi 40 décadas. Ratzinger siguió la misma línea de Juan Pablo II y Bergolgio quiere seguir, la línea de ambos, cosa que simplemente produciría que los casos de pedofilia sigan, y el encubrimiento de abusos sexuales por parte de curas pedófilos se incrementaría mucho más.

Amigo lector, los estatutos y leyes del vaticano, no son efectivos pues muchas de sus leyes, sencillamente amplian los procesos de denuncia de 10 a 20 años, momento en el cual, muchos de los curas pederastas, ya han fallecido y por ende, no pueden afrontar su sentencia y no pueden asumir la responsabilidad ante la justicia. No hay nada nuevo en la elección de un nuevo perro. No hay ningún regocijo por su elección. No hay ni habrá justicia, pues el mismo Bergoglio ha encubierto curas pedófilos y fascistas, apoyando las dictaduras militares y siendo cómplice del secuestro de personas y el robo de infantes neonatos.