Juez Fabían de León fornicó con La Gran Ramera. Dejó en libertad a curas violadores en 24 horas

24 horas requirió juez Fabián de León para fornicar con la gran putana vaticana. Deja en libertad a curas violadores, Teodoro Chipic Morales y Felipe Nery Quintanilla.

Guatemala. Más me tardé en enviar el editorial sobre la pronta captura de los curas violadores Chipic y Quintanilla, en Guatemala, que el juez Fabián de León en dejarlos en libertad por “falta de méritos”. Los capturó la policía y 24 horas después el juez los libera.

Y ya en mi editorial advertía sobre la fornicación del sistema judicial guatemalteco con la gran putana vaticana, que generalmente ignora a las víctimas y protege a los degenerados sexuales que visten sotana.

Resultó cierto. Y aunque la policía cumplió con su trabajo de capturar a estos violadores de un joven que trabajaba con ellos como sacristán, el juez los dejó “libres” por “falta de mérito” (la defensa de los curas violadores se ha dedicado a “desprestigiar” la credibilidad de la víctima, como acostumbran hacer los religiosos para mantener su impunidad)… y porque unos 500 pobladores de Santa Cruz del Quiché (comunidad mayoritariamente indígena) manifestaron su apoyo a los religiosos.

Por lo anterior, no puedo dejar de discernir que: a) la fornicación entre autoridades guatemaltecas y la gran putana todavía sigue en Guatemala. b) Que la víctima es doblemente atacada…una vez por los hechores y otra más por la justicia prostituta que se vende a los criminales religiosos. c) que si hay grupos de personas, como los 500 indígenas que manifestaron a favor de los violadores, es posible… que se merezcan lo que les pasa. Justa retribución.

5 religiosos asesinados por la dictadura Militar Argentina, con el silencio y encubrimiento de la Iglesia

La Iglesia sabía quién mató a los curas palotinos 4 días después del asesinato

Buenos Aires, Argentina. La razón de la sinrazón en toda su arbitrariedad. Matar a quienes se opongan, es la consigna. La ley del fusil que coacta las ideas.

Fue bajo esa política que se planificó y perpetró la masacre de San Patricio. La jerarquía católica fue enterada 4 días después de cometido el crimen. El asesinato de los curas palotinos (orden fundada por el sacerdote Vicente Pallotti) el 04 de julio de 1976.

Agentes de las fuerzas de seguridad argentinas que actuaron “sin una orden oficial de sus superiores” fueron los ejecutores del homicidio. El nuncio papal Pío Laghi, le informó al representante de EE.UU., que un “alto oficial del gobierno” le había manifestado que había orden de “limpiar la Iglesia”.

Los sacerdotes Alfredo Leaden, Alfredo Kelly y Pedro Duffau, y los seminaristas Salvador Barbeito y Emilio Barletti, fueron las víctimas del atentado cometido en la Iglesia de San Patricio, del barrio porteño de Belgrano. El embajador Robert Hill dio cuenta en un comunicado enviado con carácter “secreto” que la embajada estadounidense fue informada por “un oficial designado al equipo presidencial, en el grado más alto de confidencialidad, que los religiosos fueron ejecutados por miembros del Servicio de Inteligencia del Ejército (SIE)”.

Por su parte, Laghi confirmó que detrás del acto estaba la Junta Militar, pues así se lo había informado el arzobispo de Buenos Aires, Juan Carlos Aramburu, quien se había entrevistado recientemente con el ministro del Interior Albano Eduardo Harguindeguy. La dictadura, de su lado, negando alguna participación en los hechos al siguiente día esparció una versión oficial  responsabilizando de la masacre  a “elementos subversivos”.

Finalmente, el periodista Eduardo Kimel, quien en 1989 publicó una profusa investigación donde identificó al grupo que realizó la matanza, denunció la complicidad el gobierno, el Poder Judicial y la Iglesia católica. Terminó condenado por calumnias.

La muerte para quien actúa, la cárcel para quien habla. La pregunta es, ¿qué hizo la Iglesia después que se enteró de los hechos? La respuesta la da la historia: ¡Nada! ¿Y por qué? Muy simple, ¿cómo podía hacerlo si estaba coludida con el gobierno? Es clara la participación que tuvo la Iglesia católica con la dictadura militar argentina. Ha sido y es su proceder a través de los siglos. De la mano con la opresión, el crimen y la injusticia.  Algo que se le acaba porque ya viene el gobierno de… ¡Jesucristo Hombre!

Bergoglio, aunque de papa se vista, criminal se queda! Cambio de zapatos no cambia la Iglesia

Vaticano, Roma, Italia. Zapatitos y sombreritos rojos, capitas también rojas (de piel de armiño) como la de la caperucita y solideos blancos para representar una pureza que está tan lejos de los usuarios como una estrella de otra.

El caso cita los zapatos rojos de Prada (casa italiana de moda) que el nuevo papa ha dejado y cambiado por otros de su uso diario de color negro, con pasadores y hasta bastante usados.

El hecho de cambiar de indumentaria por una más simple y sencilla lejos de la tradicional, llena de pomposos y vistosos aditamentos, hace pensar ‘a muchos intonsos’ que el nuevo papa manifiesta, como mencionan, “una personalidad fuerte, original y ejemplar”.

Es cierto, tal vez para cambiar de zapatos, anillo y silla papal, pero todo ello no garantiza que la Iglesia vaya a cambiar. Sostienen los comentarios: “solamente con simplificar la vestimenta y modificar algunas costumbres, se puede pensar que la Iglesia se arregla”.

Y ello es tan acertado como dudar que el nuevo papa Francisco vaya a introducir normas que conviertan a la Iglesia católica en un modelo de virtud, justicia y amor.

Antiguos adagios dicen: “la mona aunque se vista de seda….”. “El lobo aunque se vista de oveja…“. “Bergoglio aunque se vista de papa… Bergoglio se queda”. Y “la gran ramera aunque de púrpura se vista… ramera se queda”. El mismo psicópata que entregó a dos sacerdotes de su propia orden y apoyó a la dictadura argentina no va a cambiar las normas que rigen la organización criminal a la que pertenece, y mucho menos ahora que lo nombra papa, le otorga el anillo del Pescador y lo lleva a ocupar el sillón pontificio. La fidelidad a la mafia es norma inquebrantable entre los criminales que a ella pertenecen.

Si existiera la más mínima posibilidad de que la Iglesia católica y todo el sistema religioso pudiera cambiar, las profecías no se cumplirían y el sistema no sería destruido. Pero eso no es lo que está escrito. Y lo que está escrito se cumplirá tal y como figura sin faltar una tilde ni una jota. De ello se encargará… ¡Jesucristo Hombre!

Monjas del Buen Pastor, dirigían centro de detención y tortura para mujeres en la dictadura militar

Ciudad de Rosario, Argentina. INSTITUTO EL BUEN PASTOR. No debemos dejarnos engañar por este nombre, que de bueno no tenia nada,  el cual era atendido por las “buenas”monjas. ¿Que de bueno puede tener un lugar donde las mujeres y niñas  son consideradas  locas, incorregibles, cuyo termino es tenido  como un  diagnostico de enfermedad, donde con el pretexto de enseñarles las hacían trabajar  como esclavas.

Un lugar que fue un centro de detención y tortura para mujeres en la ultima dictadura militar, y muchas de ellas asesinadas a sabiendas  de esas “buenas monjas”. Esta institución,  es una más de las abominaciones de la gran ramera católica.

Mujeres menores de 22 años  y niñas de hasta diez años, en condiciones de pobreza, consideradas “incorregibles”, en pleno siglo XX, a pedido de los padres o de una institución, o jueces de menores,  declaran “incorregible” a una púber y ésta es enclaustrada en el Buen Pastor para que se la “regenere” por métodos “científicos”. Estos metódos contenían ideas acerca de la mujer,  tales como: “Ustedes no son más que sexo” ,”Son la enfermedad del hombre”.

Las buenas hermanas del Buen Pastor se encargaron de la “implementación de programas, planes y métodos científicos de regeneración”. En 1985 entrevisté a la directora del Instituto del Buen Pastor de Rosario. La Hna. María Eufrasia Vergara señaló con el puntero: Las internas “se hallan aquí por problemas de conducta, pero más que nada por rebeldías propias de la edad”. En ese momento las confinadas sumaban entre 150 y 160 chicas, de veinte años como máximo.

“Aquí no hay detenidas” declara la directora. “Pero eso es lo que se piensa. Hablar del Buen Pastor es hablar de una cárcel. Y no es así” declara la Directora. Sin embargo, reconoce que ha habido intentos de fuga.

Regenerar lo degenerado, ser tratada científicamente para mejorar la moral, el Buen Pastor y entidades de caridad conexas sirvieron  para poner en marcha esta ideología del control.

Levantarse a las seis de la mañana. Ordenar el dormitorio. Aprender cocina, corte y confección, bordado, peluquería. Coserse la propia ropa. Salir a yugar en el servicio doméstico. Trabajar internamente en talleres de bordado o de fabricación de productos para empresas, (carpetas de escritorio, bolsas de polietileno, de papel). “Tienen el día muy ocupado” declara la directora

En archivo de tribunales de principios de siglo: “Florentina Saavedra de Tandil,  fue pedida por el señor José Carré, quien se presentó en la Defensoría solicitando una menor para el cuidado de su señora madre, y existiendo en depósito la menor Florentina Saavedra, le fue concedida bajo las siguientes condiciones …”, y se detallaban los términos habituales del “contrato” por el cual un servicio doméstico se enmascaraba como “protección a la menor”. En la práctica las chicas eran simple mano de obra gratuita cedida a una familia.

Asimismo, se recurrió al Buen Pastor para encerrar a presas políticas en el período 75 / 83, algunas de las cuales fueron torturadas durante su estadía en esa casa de moral y luego desaparecidas, como puede testificar la autora de esta nota, apresada por los militares en diciembre del 75 y llevada al instituto de Santa Fe, donde convivió nueve días con cuarenta detenidas por razones ideológicas.

“Esa regulación moral de la conducta, casi carecía de presencia propiamente médica , y en ella, el trabajo, era ya una condición de cordura, pero en un marco, unido al papel de la religión y la presencia protagónica de las monjas, que asimilaba muy directamente la locura femenina a una posición infantil. Y ese modelo de “buena niña que debe internalizar hábitos virtuosos, domina ese espacio de educación mediante premios, castigos y recompensas”. De eso se trata. Del manejo.

Templo donde se guardaban fetos, se convertirá en centro de meditación

Bangkok, Tailandia. Por todas partes, donde hay bebés, mujeres embarazadas, fetos y muerte están presentes monjas, religiosos y los inconfundibles galenos. La infaltable trilogía que se hace un trébol de cuatro hojas con la anuencia y participación de las sotanas.

El tanatorio (local de servicios funerarios) del monasterio budista Phai Ngern en Bangkok, donde fueron hallados más de 2000 fetos, será convertido en un centro de meditación, según informa la agencia de noticias EFE. Las correspondientes investigaciones dan como resultado que los fetos fueron llevados al lugar desde las clínicas ilegales donde se realizaban abortos. Religiosas y médicos se hallan comprometidos en el caso.

Narra el informe que el lugar se pudo ubicar debido al mal olor que emanaba del edificio cuando en la morgue se rompió el horno donde se quemaban los cadáveres.

Dado que en toda la nación está prohibida la interrupción del embarazo, las autoridades sospechan de clínicas ilegales implicadas  en  prácticas abortivas.

Ello ha dado motivo al inicio de una investigación en más de 4000 hospitales en BangkokLa peste no tiene fronteras, colores políticos ni credos religiosos. Para el caso, parece que esta viajó de Irlanda, Australia, Canadá y Estados Unidos, por citar algunos, hasta el Asia y se ubicó en Tailandia.

La muerte de bebés, seguramente también el robo y venta, a la orden del día donde desfilan vaporosos hábitos, mandiles blancos y sotanas. Los tumores varían en forma, tamaño y a veces hasta de color pero la enfermedad es una sola y la misma, letal y terminal. El crimen pulula en orfanatos y conventos, sinagogas y templos del mal. Budistas, católicos y de toda variedad religiosa. Por ello es necesario su fin con la manifestación en gloria de… ¡Jesucristo Hombre!

Papa Francisco mano dura contra sacerdotes pederastas: Los entregará a la justicia para ser encarcelados?

Vaticano, Roma. De las cosas efectivas que se dieron en el pontificado de Joseph Ratzinger, fue su renuncia, efectuada el pasado 13 de marzo, viendo que no podía encarar la enorme responsabilidad a la cual debía rendir cuentas; por ende, con su renuncia, se eligió a una persona que se encuentra en igual o peores condiciones, Jorge Bergoglio.

De las cosas que asumía Ratzinger, era la “tolerancia cero”, diciendo que todo abuso sexual cometido por un sacerdote recibiría castigo y que nadie escaparía de la retribución de sus hechos ante la justicia. No obstante, como “gran orgullo” decidió seguir la misma línea de Ratzinger en cuanto este tipo de cosas, decidiendo tener los mismos estatutos que su antecesor decidió llevar.

En el tiempo en el que Ratzinger fue el monarca de la iglesia católica, los casos de pedofilia salieron a la luz, revelando que él y su mentor, Juan Pablo II, fueron las personas que en realidad más casos de pederastia encubrieron a lo largo de casi 40 décadas. Ratzinger siguió la misma línea de Juan Pablo II y Bergolgio quiere seguir, la línea de ambos, cosa que simplemente produciría que los casos de pedofilia sigan, y el encubrimiento de abusos sexuales por parte de curas pedófilos se incrementaría mucho más.

Amigo lector, los estatutos y leyes del vaticano, no son efectivos pues muchas de sus leyes, sencillamente amplian los procesos de denuncia de 10 a 20 años, momento en el cual, muchos de los curas pederastas, ya han fallecido y por ende, no pueden afrontar su sentencia y no pueden asumir la responsabilidad ante la justicia. No hay nada nuevo en la elección de un nuevo perro. No hay ningún regocijo por su elección. No hay ni habrá justicia, pues el mismo Bergoglio ha encubierto curas pedófilos y fascistas, apoyando las dictaduras militares y siendo cómplice del secuestro de personas y el robo de infantes neonatos.